Los emprendedores, con la creatividad y la capacidad de asumir riesgos que les caracteriza, cada día son más receptivos a generar su actividad económica y negocio aprovechándose de las tecnologías de la información. Desde que Internet se ha generalizado en nuestro país al igual que en todos los países desarrollados, la tendencia a convertir Internet en un método para captar clientes y mercados está a la orden del día.
Las ventajas del marketing online son evidentes hasta para los neófitos en la materia. Algo que es evidente es la capacidad para llegar con nuestras propuestas de negocio y de producto a millones de internautas. Conseguir miles de clientes es sumamente fácil, ya que el acceso a ellos es prácticamente automático.
A la implementación de estas técnicas de marketing online también ha cooperado el desarrollo de las redes sociales. Ya casi cualquier internauta tiene su cuenta en Facebook o Twitter. Además, el desarrollo del Social Media ha provocado que hayan nacido muchas redes sociales de tipo profesional donde los usuarios se dan de alta por cuestiones laborales y para hacer networking.
Por otro lado, otra cosa que nos proporciona el marketing en la red es la rapidez con la que nuestros negocios pueden crecer. Utilizar una técnica de e–mail marketing para contactar con miles de potenciales clientes es sumamente sencillo. Los gestores de envío masivo de mail se encuentran incluso sin coste alguno, por lo que el retorno de nuestra inversión se puede empezar a producir en cuestión de minutos.